Subscribe!

Hemoglobina A1c, Azucar y La prevencion de Demencia


Si hay un análisis de sangre que podría darle información valiosa acerca de un importante factor de riesgo aún reversible para la enfermedad de Alzheimer y la demencia relacionada con la edad, ¿Le gustaría tomar? Y si esa misma prueba de sangre también le podría dar información sobre el riesgo de enfermedades del corazón, presión arterial alta, diabetes, pérdida de la visión, el cáncer y qué tan rápido se puede esperar que su cuerpo envejezca ¿Lo arias? ¿Qué pasa si la prueba fuera muy barato? Ahora, si le menciono que lo que tiene que que hacer para revertir el riesgo de todas estas condiciones va a ser un reto personal, tal vez incluso muy duro, ¿Todavía quieren tomar la prueba? Algo para pensar, ¿verdad? La prueba que estoy hablando no existe. Este es un chiste que juego de vez en cuando. Por supuesto hay muchas implicaciones que considerar para un estudio con todos esos beneficios, lo importante es hablar de prevención. Hablemos de este tremendo estudios Se llama “hemoglobina glicosilada A1c (HgA1c) y se refiere a veces simplemente como la prueba “HgA1c”. En esencia, se mide la cantidad de azúcar que se ha atascado a la hemoglobina en los glóbulos rojos (hemoglobina es el componente de la sangre que transporta el oxígeno). Dado que las células rojas de la sangre viven alrededor de 3 a 4 meses, la prueba se utiliza generalmente para estimar un “promedio de azúcar en la sangre” en los 3 meses anteriores. Cuanto más azúcar flotando en su sangre sobre una diariamente, más alto valor de A1c será. En la medicina convencional, la prueba se utiliza para diagnosticar y controlar los objetivos del tratamiento para los diabéticos. Sin embargo,Las implicaciones de valor A1c de una persona son mucho más profundos. El azúcar dentro del cuerpo no sólo se adhieren a la hemoglobina. Se pega a muchos tejidos que están hechos de proteínas y grasas (esto representa una gran porciento de la mayoría de los tejidos en su cuerpo) y se pueden unir directamente al ADN. Los compuestos formados por este proceso son llamados “Productos finales de glicación avanzada” o “AGE’s” (advanced glycation end products) por sus siglas en inglés. Claramente, la persona que nombró estos compuestos estaba pensando en un cuadro grande, porque muchos de los efectos adversos para la salud que causan son generalmente considerados como una parte “normal” o “inevitable” del envejecimiento. Como sociedad, esperamos enfermar a medida que envejecemos. No puedo contar el número de veces que he oído a alguien decir “Envejecer no es para los débiles de corazón” o algún comentario similar. Pero ¿Hasta qué punto son los “estragos del tiempo” verdaderamente inevitable con la edad, y en qué grado son las enfermedades relacionadas con la edad en realidad una consecuencia de los hábitos personales y culturales no saludables? Pues resulta que algo tan sencillo como el promedio de nuestra azúcar en la sangre y el nivel de productos finales de glicación avanzada (AGE) por él parece puede ser un factor significativo en la mayoría de las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. La formación de AGE’s causan una gran cantidad de efectos adversos en el cuerpo, incluyendo la inflamación, el daño oxidativo (daño a nivel molecular), la activación de la respuesta inmune en contra de tejidos sanos en diferente areas de cuerpo u órgano específico y interrupción de la expresión de ADN afectadas. Por ejemplo, está bien establecido que cuando AGEs se forman en las superficies interiores de los vasos sanguíneos, promueven el desarrollo de placas ateroscleróticas. Esto conduce a la disminución del flujo sanguíneo a los tejidos y órganos críticos tales como el corazón, el cerebro y los riñones, y nos pone en riesgo de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades de los vasos sanguíneos. AGE también dañan las células nerviosas, tanto en la periferia y en el cerebro y por lo tanto son una causa importante de la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia, y de las neuropatías dolorosas que muchos diabéticos y las personas mayores padecen. Una de las características del envejecimiento es una degradación en la función del tejido conectivo. AGEs dañan el colágeno y otras formas de tejido conectivo que conducen a muchas señales visibles e invisibles de envejecimiento tales como arrugas y la pérdida de elasticidad en la piel. Ahora, en este momento usted puede estar pensando: “Espera un minuto, el cuerpo no puede vivir sin una cierta cantidad de azúcar en la sangre, ¿Así que el daño de AGE es inevitables?” La respuesta es Equilibrio: Muchas cosas en la vida, es una cuestión de equilibrio. Es cierto que muy poca azúcar en la sangre puede conducir a consecuencias perjudiciales, incluso fatales. Alto nivel de azúcar en la sangre, por otro lado, crea una excesiva formación de los AGE y abruma la capacidad del cuerpo para repararse a sí mismo y mantener la salud (DIABETES) “Recuerden que el cuerpo siempre está buscando sobrevivir. El cuerpo puede reparar el daño ayudando a los órganos y tejidos, si le ofrecemos el equilibrio para lograrlo” Los productos AGE’s se eliminan del cuerpo en varias formas: Ahora se sabe, sin embargo, que se eliminan lentamente del cuerpo mediante dos mecanismos: Cuando las células que mueren y se descomponen son eliminadas del cuerpo, también se eliminan los AGE asociados con ellos. Si los niveles de azúcar en sangre mejoran, entonces nuevas células tienen un nivel más bajo de los AGE y por lo tanto son más saludables y funcionan mejor que sus predecesores. El cuerpo produce enzimas que realmente eliminan los AGE a partir de tejidos glucosilada. Esto significa que las células de larga vida, tales como neuronas y células del tejido conectivo se pueden curar, siempre que la velocidad a la cual se forman nuevos AGEs no exceda de la velocidad a la que el cuerpo puede limpiar ellos. Esto significa que si mejoramos nuestros niveles de azúcar en la sangre, el grado de daño de la glicación en nuestros cuerpos también pasará a lo largo del tiempo. En un sentido muy real, esto significa que realmente podemos disminuir nuestro nivel de envejecimiento fisiológico y envejecer joven y saludable. ¿Qué tan alto es muy alto? El objetivo convencional de medicina clínica para la hemoglobina A1c es actualmente tratando de alcanzar un 7.0% en los pacientes diabéticos. Esto representa la azúcar en la sangre en un promedio de alrededor de 154 (diabetes se diagnostica cuando los niveles de A1c exceden 6.4%). Una hemoglobina A1c de 5.6% o menos se considera normal y, por tanto, en teoría no debería presentar ningún riesgo para la salud. Un A1c de 5.6% equivale a un promedio de azúcar en la sangre de alrededor de 115. Por lo tanto, ¿Qué tan seguro es de 115? Un reciente en la revista New England Journal of Medicine que participaron más de 1,800 participantes de edad avanzada encontró que los individuos con niveles de azúcar promedio de 115 desarrollaron demencia a una tasa de 18% mayor que aquellos con un azúcar en sangre promedio de 100. En otras palabras, un promedio de azúcar en la sangre en el extremo alto “normal” en realidad esta causando enfermedad. El Plan es siempre mantener este de Hemoglobina A1c (HgA1C) menos de 5.6% y preferible lo mas cerca a 5.2% a 5.4% lo que pondría su azúcar a lo más cerca de 100 o menos. Pre-Diabetes: En otra palabras la Pre-Diabetes o una HgA1c entre 5.6% a 6.4% con la azucar promedio alrededor de 110 a 135 es mucho más peligrosa que la diabetes, debido a que no hay tratamiento o protocolo específico. En mi punto de vista un paciente pre-diabético debe ser tratado naturalmente con un sentido de emergencia no de tranquilidad para minimizar el daño interno (por ejemplo la enfermedad arterial coronaria y de riñones) y la posibilidad de desarrollar diabetes. En una reciente revisión de 20 estudios que examinan la relación entre los niveles de hemoglobina A1c y las muertes por enfermedad de la arteria coronaria se encontró que los pacientes no diabéticos con niveles de A1c elevadas (Es decir, 5.7% a 6.4% o promedio de los niveles de azúcar en la sangre entre 115 y 135) tenían un 85% aumento del riesgo de mortalidad por esta enfermedad. Este es un efecto asombroso Entonces, ¿Cómo de alto es demasiado alto? Me parece que si el aumento de su azúcar en la sangre en proporción media de 100 a 115 aumenta el riesgo de demencia en casi un 20%, entonces cualquier nivel de aumento por encima de 5.6% es la inducción de un cierto nivel de daño. Debido a la glucosilación se produce en muchos tejidos, es probable que el daño se produce en otros órganos. Como les mencioné anteriormente: El Plan es siempre mantener este de Hemoglobina A1c (HgA1C) menos de 5.6% y preferible lo mas cerca a 5.2% a 5.4% lo que pondría su azúcar a lo más cerca de 100 o menos. ¿Porque? Es evidente que un punto importante de este artículo es que la azúcar en la sangre crónicamente elevada tienen un impacto dramático en nuestra salud a medida que envejecemos y que este hecho es muy insuficientemente apreciado. Como sociedad tenemos miedo a las enfermedades de la vejez: cáncer, enfermedades del corazón, la diabetes y la demencia. Vivimos en una sociedad donde la actitud es que es de alguna manera el orden natural de las cosas determina que muchos de nosotros va a enfermarse y que en realidad es una cuestión de suerte y / o mala-fortuna. Por supuesto, la suerte tiene muy poco que ver con ello. Buenas noticias / Malas noticias La buena noticia: Mantener buenos niveles de azucar y la Hemoglobina A1c está dentro de los niveles que son alcanzables hasta para diabeticos. La Mala Noticia: Tiene mucho que ver con la forma en que comemos y cómo vivimos. Haciendo cambios En primer lugar, es importante saber dónde está parado. Si usted tiene más de 45 años, le recomiendo conseguir una prueba de Hemoglobina A1c. Es una prueba sencilla y de bajo costo que le dará información muy valiosa acerca de su trayectoria de salud. Si usted sabe donde esta o tienen un nivel alto (más de 5.9%) de A1c Siga lo siguiente Reducir o eliminar productos de harina refinada como pan, pasteles y pastas; centrarse en almidones integrales, no refinados como el arroz integral, quinoa, frijoles, guisantes y lentejas. Coma muchos vegetales frescos, sin almidón; Coma cantidades adecuadas de proteína de alta (carnes, pescados, aves, huevos organicos) calidad todos los días y, finalmente, aumente la actividad física tanto como sea posible. Coma grasa saludables como: Aceite de coco, aguacates, nueces, semillas, aceite de oliva y mantequilla orgánica. Ejercítese 4 horas a la semana Descanse 7 horas diarias Practique ayuno intermitente Una nota final, pero importante Créeme, entiendo los placeres de galletas de chocolate y Frappuccinos. . . pero seamos sinceros: comemos demasiado azúcar y carbohidratos refinados (harina de alimentos a base). Todos sabemos que comemos demasiados de estos alimentos, pero, caramba, son reconfortantes, conveniente y su sabor es increíblemente bueno! Francamente creo que el cambio de la dieta es una de las cosas más difíciles para los pacientes que hagan. Nuestra dieta es parte de lo que nos define: los alimentos de nuestra cultura, los alimentos de nuestra infancia, esos alimentos especiales que hemos descubierto que nos dan un poco de algo especial. Tanto que está envuelto en la forma en que comemos. El centro de todo esto es que tienden a gravitar hacia los alimentos que amortiguan los efectos del estrés y nos calman emocionalmente. Más que nada, esto puede ser lo que hace que sea difícil para nosotros cambiar nuestros hábitos alimenticios. Nuestra necesidad de amortiguar el estrés y consolarnos es real y legítimo . “Es mejor sacrificarse ahora, para una salud espectacular 20 a 30 años después, pero es importante disfrutamos cada momento de nuestras vidas” Necesitamos encontrar maneras saludables para manejar el estrés y proporcionar placer en nuestras vidas. Cuando le pregunto a los pacientes a hacer cambios en la dieta, a menudo también les pido que identifiquen formas alternativas para satisfacer las necesidades que se reunían con comida y luego prescribir esas actividades como parte de su plan de tratamiento. El plan es mantener nuestra naturalmente y esto ocurre conociendo. Necesitas un laboratorio de sangre (HgA1c $27.00), comuniquense! Exito! Dr. Edgardo Vargas #Diabetes


Comments (0)

No comments yet.

Leave a comment