Subscribe!

Hígado Graso y Diabetes


En estudios de hombres indios asiáticos delgados han encontrado que tienen una incidencia de 3 a 4 veces mayor de resistencia a la insulina que sus contrapartes caucásicas. También tienen una prevalencia mucho mayor de enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) y resistencia a la insulina hepática (hígado). NAFLD es un predictor independiente de diabetes tipo 2. Los estudios transversales han demostrado que el hígado graso y las anomalías metabólicas se producen juntas . También se ha propuesto que el hígado graso no es solo un resultado, sino también una causa de resistencia a la insulina y diabetes tipo 2. Ahora, tenga en cuenta que estos hombres indios asiáticos con EHGNA no tenían sobrepeso. Se en contraban con buenos músculos, y en algunos casos, incluso bajo peso. Esto prueba que EHGNA ocurre en personas delgadas, y junto con la evidencia anterior, sugiere que EHGNA puede ser una causa primaria de resistencia a la insulina y Diabetes Tipo 2 en personas delgadas. Si piensa que EHGNA podría ser un problema poco común limitado a los hombres indios asiáticos, debe saber que hasta el 30% ( casi 1 de cada 3 ) de las personas en los países industrializados lo padecen. Esta es una prevalencia alarmantemente alta de una condición que se sabe que progresa a una inflamación severa del hígado y cáncer en un pequeño porcentaje de personas, además de contribuir a la Diabetes Tipo 2 y al síndrome metabólico. Si bien puede haber un componente genético que predispone a las personas a desarrollar EHGNA, también sabemos que los factores dietéticos desempeñan un papel importante. Estudios sobre roedores han demostrado que la alimentación de grandes cantidades de azúcar y aceites de semillas industriales (como maíz, cártamo, girasol, etc.) promueve el EHGNA, mientras que las grasas saturadas como la mantequilla y el aceite de coco no lo hacen. En los bebés humanos, la alimentación por sonda gástricas con aceites de semillas industriales causa un daño hepático grave, mientras que la misma cantidad de grasa del aceite de pescado no lo hace. La fructosa, especialmente el jarabe de maíz alto en fructosa (HFCS, por sus siglas en inglés) que se encuentra en los refrescos, dulces y varios alimentos empaquetados y refinados, es quizás la causa dietética más importante de EHGNA. El hígado procesa la fructosa convirtiéndola en grasa. Cuanto más fructosa se consume, más graso se vuelve el hígado. Alimentando roedores con grandes cantidades de fructosa promueve EHGNA , y el consumo de refrescos (por parte de los seres humanos) puede aumentar la prevalencia de EHGNA independientemente del síndrome metabólico. Permítanme decir una vez más: la ingesta alta de fructosa puede causar enfermedad del hígado graso independientemente del sobrepeso, la obesidad o la diabetes tipo 2. ¿Cree que podría ser un problema en un país donde los refrescos representan casi el 10% de la ingesta calórica total ? Dado que el hígado maneja la fructosa, el exceso de fructosa produce una variedad de problemas similares a los del abuso del alcohol: hipertensión, niveles altos de triglicéridos y HDL bajo, obesidad, cirrosis y resistencia a la insulina. ¿Tienes hígado graso, prediabetes o diabetes les recomiendo mi webinario gratuito y luego una llamada de consulta gratuita con mi persona para determinar cuál es el próximo paso a seguir?. Quiero escuchar tu entrenamiento Exito, Dr. Edgardo Vargas #Diabetes


Comments (0)

No comments yet.

Leave a comment