Subscribe!

Antioxidantes: Ciencia y en Alimentos

Todos nosotros tenemos antioxidantes y radicales libres dentro de nuestros cuerpos en todo momento. Pero, cuando los niveles de antioxidantes en el cuerpo son más bajos que los de los radicales libres debido a la mala nutrición, la exposición a toxinas u otros factores. La oxidación puede causar un envejecimiento más rápido, células dañadas y un sistema inmune con exceso de trabajo. Aunque hay muchos suplementos dietéticos antioxidantes en el mercado, los expertos en salud generalmente recomiendan que los consuma a través de alimentos con alto contenido de antioxidantes. ¿Se pregunta dónde puede encontrar la mayor cantidad de antioxidantes? Estos son los 10 mejores alimentos antioxidantes que usted necesita en su dieta! ¿Qué son los antioxidantes? Los antioxidantes son elementos, enzimas u otras sustancias orgánicas que contrarrestan el daño causado por los radicales libres. ¿Qué son los radicales libres? Para comprender la interacción entre los antioxidantes y los radicales libres, primero debemos tener una comprensión general de la biología básica y la química. Pensando en la escuela secundaria: las células están compuestas de muchos tipos de moléculas. Las moléculas consisten en uno o más átomos de uno o más elementos unidos por enlaces químicos. Por ejemplo, el elemento oxígeno, en su estado natural, consiste en dos moléculas de oxígeno unidas (O2), y el agua, una molécula, consta de dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno unidos (H2O). Probablemente puedas recordar que los átomos están formados por un núcleo, protones, neutrones y electrones. Los electrones se mueven alrededor de las capas internas y externas de un átomo, y son responsables de la unión de uno o más átomos, y por lo tanto determinan el comportamiento químico de un átomo. Cuando la capa externa de electrones de un átomo está llena, tiende a no reaccionar con otros átomos o moléculas circundantes. Sin embargo, cuando la capa externa no está llena, las leyes de la naturaleza dejan ese átomo en busca de otro electrón para equilibrar su carga, ganando o perdiendo un electrón para llenar o vaciar su cubierta externa, o compartiendo sus electrones mediante unión con otros átomos para completar su capa exterior. Un átomo o molécula que contiene estos electrones desapareados, lo que lo hace altamente reactivo, es lo que llamamos un radical libre. ¿Cómo se forman los radicales libres? Los radicales libres pueden formarse cuando se rompen los enlaces débiles entre dos átomos o moléculas. Muchos radicales libres son un subproducto natural de los metabolismos de nuestro cuerpo, y algunas veces el sistema inmune del cuerpo induce la producción de radicales libres en un esfuerzo por neutralizar virus y bacterias dañinos. Otras fuentes de radicales libres incluyen la exposición a la radiación, la exposición a contaminantes ambientales, medicamentos, alcohol, humo de tabaco, metales, pesticidas y más. ¿Por qué los radicales libres son dañinos? Cuando un radical libre se mueve en busca de un electrón para llenar su capa exterior para volverse más estable, atacará la molécula más cercana y robará una si sus electrones. La molécula que acaba de robarse ahora carece de un electrón en su capa exterior, por lo que se convierte en un radical libre inestable y, en última instancia, provoca una reacción en cadena. Si esta reacción en cadena continúa el tiempo suficiente, puede provocar la interrupción de una célula viva. El cuerpo humano debería ser capaz de controlar los radicales libres. Sin embargo, si los antioxidantes no están disponibles, o si la producción de radicales libres se vuelve excesiva, se puede dañar. Si los radicales libres abruman la capacidad del cuerpo para regularlos, comienza una condición conocida como estrés oxidativo. El estrés oxidativo altera negativamente los lípidos, las proteínas y los ácidos nucleicos (ADN, ARN) y se asocia con enfermedades como el cáncer, aterosclerosis, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson y otros. La parte aterradora: los síntomas del estrés oxidativo muchas veces pasan desapercibidos. ¿Cómo puedo prevenir los radicales libres en mi cuerpo? Los antioxidantes mantienen los radicales libres bajo control. Son sustancias que inhiben la oxidación de otros compuestos. Los antioxidantes son moléculas que son lo suficientemente estables como para donar un electrón a los radicales libres, por lo tanto, estabilizar el radical libre y detener su "ataque" a otras moléculas. Reduzca el estrés oxidativo consumiendo alimentos o suplementos que contengan antioxidantes. Los 10 mejores alimentos antioxidantes altos 1. Bayas rojas - Las bayas rojas, especialmente las frambuesas y las fresas, contienen una sustancia llamada ácido elágico, un fitoquímico que puede ayudar a proteger contra los agentes cancerígenos en la dieta y en el medio ambiente. 2. Veggies verde oscuro - Las verduras de color verde oscuro son una gran fuente de magnesio y potasio. Las verduras como el brócoli, la espinaca, la col rizada y la col rizada son ricas en nutrientes que combaten las enfermedades: vitaminas C, E y A y calcio. La vitamina C a veces recibe el sobrenombre de "abuelo" de los antioxidantes tradicionales, ya que actúa como un importante donador de electrones, mantiene un flujo de electrones óptimo en las células y protege las proteínas, los lípidos y otros elementos vitales de su cuerpo. Muchas verduras de color verde oscuro contienen fitoquímicos antioxidantes, uno de los cuales es el kaempferol, que puede ayudar a dilatar los vasos sanguíneos y puede tener propiedades que combaten el cáncer. Los puerros, la lechuga y la col rizada también contienen fuertes antioxidantes conocidos como luteína y quercetina. 3. Frijoles - Las judías verdes y la soja son una buena fuente de vitamina C, calcio y selenio. Los frijoles negros y los frijoles son una gran fuente de ácido fólico (vitamina B9 ), y los frijoles lentejas y los guisantes de ojo negro son una gran fuente de ácido fólico y zinc. El folato y el zinc tienen propiedades antioxidantes que contrarrestan las especies de oxígeno reactivo (radicales libres). 4. Uvas moradas, rojas y azules - Las uvas, especialmente las de color oscuro, están repletas de fitoquímicos, que son antioxidantes que pueden ayudar a proteger contra el cáncer y las enfermedades del corazón. Las uvas contienen dos fitoquímicos, antocianinas y proantocianinas, que pueden ser especialmente buenas para el sistema inmune. Además de contener antioxidantes, las uvas también contienen vitamina C y selenio. 5. Nueces - Las nueces contienen lo que llamamos grasas "saludables" y cantidades más pequeñas de proteínas y carbohidratos. Cada nuez tiene una variedad única de minerales, fitoquímicos y tipos de grasa, y la mayoría de los frutos secos contienen fitoquímicos como el resveratrol (a veces denominado la "fuente de la juventud" por su capacidad para alejar las enfermedades relacionadas con la edad) y los esteroles vegetales. Las nueces tienen el mayor contenido de Omega III de las plantas; las nueces de Brasil son una gran fuente de selenio. 6. Pescado - Los peces están llenos de poderosos ácidos grasos omega III, que pueden ayudar a prevenir enfermedades inflamatorias. Los peces también son una buena fuente de vitamina D, que puede ser difícil de encontrar en los alimentos. Las sardinas, las ostras, el filete de atún, el bistec de tiburón, el arenque, el salmón, la caballa, la trucha arco iris silvestre y el atún blanco son los peces que se pueden poner en el plato. 7. Papas dulces y verduras naranjas - Tanto las papas blancas como las dulces proporcionan nutrientes clave como las vitaminas C y B6, la fibra y el potasio, aunque las batatas tienen más: dulce, ¿no? Las batatas también proporcionan calcio y una poderosa porción de vitamina A. Las verduras de naranja también son sus aliados fitoquímicos; las zanahorias y también son una buena fuente de vitamina A, y la calabaza y la calabaza bellota son excelentes tanto para la vitamina A como para la C. 8. Arándanos - Estudios recientes han sugerido que los arándanos pueden ayudar a proteger las células del daño y también a reducir la inflamación. Contienen muchas vitaminas y minerales que son bien conocidos por sustentar el sistema inmunitario, así como también fitoquímicos que pueden ayudar a proteger contra el cáncer y las enfermedades cardíacas. 9. Granos enteros - Algunas investigaciones han demostrado que las personas que comen al menos una porción de granos integrales al día y que tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Los granos integrales proporcionan selenio, zinc y fitoquímicos que pueden ayudar a proteger contra las enfermedades cardíacas y el cáncer. Agregue más granos enteros a su dieta comiendo pan integral en lugar de pan blanco, tortillas de maíz en lugar de tortillas de harina y arroz marrón o de grano salvaje en lugar de blanco. 10. Té - El té contiene dos potentes fitoquímicos: antocianina y proantocianidina, ambos antioxidantes que ayudan a combatir la inflamación. Además de los fitoquímicos, el té contiene catequinas, que son antioxidantes que se cree que bloquean el daño celular que puede conducir al cáncer. El té verde en particular contiene muchos otros fitoquímicos protectores. El galato de epigalocatequina de catequina (EGCG) es un antioxidante especialmente potente, cuyas dosis altas se encuentran en el té verde. Si las bebidas con cafeína no son exactamente su taza de té, pruebe los tés descafeinados que también contendrán estos fitoquímicos. Los alimentos ricos en antioxidantes no se detienen allí, sin embargo. Otros alimentos ricos en antioxidantes incluyen alcachofas, bayas de goji, repollo rojo e incluso chocolate negro. Sorprendentemente, el chocolate negro tiene hasta 15 mmol de antioxidantes por cada 3.5 onzas (100 gramos). Eso es incluso más que los arándanos y las frambuesas, que contienen hasta 9,2 y 2,3 mmol de antioxidantes en el mismo tamaño de porción. Sin embargo, tenga en cuenta otros factores de nutrición, y no limite su fuente de antioxidantes a este único dulce. Mientras que tu cuerpo produce antioxidantes de forma natural, dale un empujoncito adicional y disfruta de estos 10 mejores alimentos antioxidantes para fortalecer tu escudo contra enfermedades cardíacas, cánceres y más. Éxito, Dr. Edgardo Vargas Recursos: http://www.healthchecksystems.com/antioxid.htm https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4310837/ https://www.livescience.com/54901-free-radicals.html https://www.tls.com https://www.news-medical.net/health/What-is-Oxidative-Stress.aspx https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3249911/ https://www.healthline.com/nutrition/foods-high-in-antioxidants#section13 https://articles.mercola.com/antioxidants.aspx #Nutricion


Comments (0)

No comments yet.

Leave a comment