Subscribe!

El sobrepeso y la demencia

La demencia es una enfermedad costosa en varios sentido, y estos costos están aumentando en todo el mundo. Mientras que la investigación actual marca la obesidad como un factor de riesgo modificable para el desarrollo de la demencia, los resultados son mixtos. Sin embargo en un artículo reciente se encontró una relación entre el índice de masa corporal (IMC o BMI) y el riesgo de demencia. El estudio: En un estudio publicado en el Alzheimer’s Dementia Journal, los investigadores reunieron datos de estudios elegibles de cohorte a gran escala que incluían datos sobre el IMC y la demencia. De éstos, se eligieron 39 estudios poblacionales y longitudinales de los EE.UU., Reino Unido, Francia, Suecia y Finlandia a igual a un total de 1,349,857 participantes sin antecedentes de demencia. IMC de todos los participantes se evaluó antes de determinar la demencia. Estos participantes no tenían constancia de la demencia, tampoco hospitalizaciones o muertes causados por la demencia. Estos candidatos acumularon un mínimo de 3 años de seguimiento. La Resultados: Análisis de 1.3 millones de adultos mayores de 38 años vio 6,894 que desarrollaron demencia. Dos décadas antes de la demencia sintomática, un mayor IMC predijeron la ocurrencia de demencia: cada incremento de 5 unidades en el IMC se asoció con un riesgo 16-33% más alto de esta condición. Que significa: Las investigaciones anteriores sobre cómo el peso de una persona influye en su riesgo de demencia ha producido resultados contradictorios. Esto se debe a que la mayoría de los estudios no se fijan en el IMC de una persona durante un largo periodo de tiempo o debido a una asociación que está confundida por la pérdida de peso durante la fase preclínica de demencia, lo que hace que la exposición dañina parece protectora. La demencia es una fuente bien conocida de pérdida de peso. A medida que aparezcan los síntomas, disminuye el apetito, así como el IMC. El mantenimiento de un índice de masa corporal saludable durante toda la vida puede prevenir, o al menos retrasar, la demencia. Demencia es la sexta causa de muerte en los estados unido, y como demuestra este estudio es prevenible. Con años trabajando con pérdida de peso en ciento de paciente yo entiendo que no es un proceso fácil. Por eso es recomendable entender que no importa su necesidad de pérdida de peso, si no hay cambio en hábitos de sus estilo de vida en el programa elegido, es mejor seguir buscando, al fin es paciencia y una visión a largo plazo que los van a ayudar a llegar a sus metas. Transformen su Cuerpo, Transforme su Futuro Dr. Edgardo Vargas, DC Recursos: Fuente: Kivimaki, M. et al. Índice de masa corporal y el riesgo de demencia: Análisis de los datos a nivel individual de 1,3 millones individuo. La demencia de Alzheimer y 2017: DOI 10.1016 / j.jalz.2017.09.016 #Demencia


Comments (0)

No comments yet.

Leave a comment